19 sept. 2008

bleicca cierra, para volver a abrir

Termina un día largo, y me salgo a la terraza a dejar volar un poco el tarro. Vengo de la cocina, donde la luz de trabajo es intensa, así que cuando me siento sobre los tres sacos de tierra para maceta que hacen "mi rincón de pensar" no veo nada.

Poro a poco, mis ojos se habitúan a la oscuridad, me dejo ir en pensamientos vanos y suavemente aterrizan sobre el último comentario de leicca en este blog:

De repente he pensado que nos asusta lo de la noche. Todo tiene tanta luz...

...esa idea se mezcla con la consciencia de que poco a poco voy viendo mejor y de ahí sale esta foto como post de despedida y luego de bienvenida.

P1030615
a veces, la fotografía no es capturar la luz
sino su ausencia

Fundido en Negro
Barcelona 2008

3 comentarios:

Leicca dijo...

¡Ostraspedrín!. No recordaba haber dicho eso.

Qué poético suena. (Digo, visto así, en cursiva, y dicho por otro.)

Me encanta tu despedienvenida. Sin que las cosas estén previstas, es como si tuvieran sentido. :D

Toni Bra dijo...

El tenebrismo la ausencia de luz ,que tambien habla por si mismo.Felicitaciones por el texto .Un saludo

Leicca dijo...

Y para cuándo más fotos...